Volverán a vestir el amarillo y negro

Balonmano

01 Julio 2020

A pesar de la incertidumbre de como será la competición la próxima temporada los clubes siguen trabajando en confeccionar sus plantillas.

Es el caso del club Autocenter Principado Balonmano Vetusta que ya nos presenta los jugadores que volverán a defender los colores del club. Se trata de los jugadores del senior masculino Pablo Pérez y Juan Argüelles, además de las jugadoras del senior femenino Yaiza Novoa y Coral Molpeceres.

Pablo Pérez es el “Capi”, el alma de esta plantilla en la que afrontará su quinta temporada, desde aquellos días en los que, tras quedarse sin equipo, reunió a un grupo de amigos ex jugadores y los animó a formar el Vetusta B, con el que debutarían en esta categoría Senior. Desde entonces no ha parado de tirar del equipo, dando muestras de compromiso al 200%, en los entrenamientos, en los partidos, o trabajando con intensidad en la recuperación de lesiones. Es el compañero ideal con el que siempre se puede contar, entregado y sacrificado en la cancha, es el primero en defender el interés general del colectivo. Extremo izquierdo de una calidad que pocos pueden exhibir, con todo tipo de recursos (no hay rosca imposible para Pablo, damos fé), defiende bien y cuando lo hace en el avanzado es una pesadilla para el atacante rival, pues es incansable seguidor de la jugada, hábil recuperando balones y rápido, muy rápido en la contra. Desde los 7 metros el “Capi” se la juega sin dudarlo, porque es un lanzador de penas máximas implacable. También puede jugar en el lateral izquierdo o de central, si así lo ordena el “míster”. Es el tipo de jugador que cualquier entrenador desea y que cualquiera quiere de compañero, porque cuando las cosas se tuercen, es el primero en dar un paso adelante animando al resto. Es un apasionado del balonmano que, además, juega al balonmano.

Juan Argüelles, el lateral izquierdo gijonés (el único de la plantilla que no es “carbayón”) se incorporó esta temporada al club y va a repetir la experiencia. Es la sonrisa de la Segunda División asturiana, ya que es su rasgo personal. Se acopló a la plantilla del Vetusta como si hubiera salido de su cantera, desde el primer entrenamiento. Es cierto que era conocido como rival cuando militaba en el Grupo Astur, pero su integración fue completa desde el principio. Es un atacante nato, con un lanzamiento feroz, que sorprende al guardameta rival por la potencia y colocación. Y con la misma eficacia en suspensión como en apoyo, con un giro de cadera que descoloca al mejor defensor. En defensa cumple con eficacia, apoyando en el centro y saliendo muy bien al robo de balón y el contragolpe. Otro gran trabajador en los entrenamientos, a los que les pone especial simpatía por su carácter alegre. Pero que su sonrisa no engañe, si ve hueco, lanzará… y será gol. Es uno de los grandes talentos de la competición, un lujo para cualquier club.

Yaiza Novoa acomete su tercera temporada en el club, al que llegó procedente de su Logroño natal en donde militó, con el Sporting La Rioja, en la División de Honor Plata del balonmano femenino. Su puesto habitual es el lateral izquierdo, aunque podemos verla jugar en ese mismo extremo o rotar al pivote sin que haya merma en su nivel de juego. Yaiza es pura fuerza y energía en la cancha, donde se entrega con una generosidad encomiable hasta la extenuación. Es poseedora de un potente lanzamiento, una finta que le permite llegar con facilidad a la línea de 6 metros y una eficacia desde los 7 metros que asusta. En defensa es un baluarte casi inexpugnable, consolidando el centro con su saber estar en la posición más adecuada en cada momento. Gran trabajadora en los entrenamientos, es otro ejemplo de apoyo y ánimo constante a sus compañeras, dentro y fuera de la pista. Muy autoexigente, no baja los brazos nunca, por mucho que se tuerzan las cosas. Sabe transmitir a la cancha las indicaciones recibidas desde el banquillo y poner calma y serenidad en el juego cuando se precisa. Es una suerte contar con ella una temporada más.

Coral forma parte del trío de guardametas del Balonmano Vetusta Femenino. Esta será su segunda temporada defendiendo nuestro marco, una de las líneas más solidas tradicionalmente en el club. Y es que cuando Coral baja la persiana en la portería es muy difícil hacerle un gol, gracias a unos buenos reflejos y una gran colocación entre los tres palos, lo que la convierten en una guardameta difícil de batir, muy difícil de batir desde los extremos. Es rápida en la recuperación del balón y tiene un gran pase para los contraataques, lo que agradecen sus compañeras que saben que, yendo en carrera, recibirán el balón en el punto preciso para cogerlo y encarar la portería rival. Otra incansable animadora de sus compañeras, a las que sabe dar instrucciones de colocación en defensa para así incrementar aún más el rendimiento defensivo del equipo. A la hora de afrontar los lanzamientos desde la línea de 7 metros sale a defenderlos sin complejos, lo que hace que tenga un éxito más que notable deteniéndolos.

Imagenes