Tres puntos de oro para el Sporting gracias a un golazo de Álvaro Vázquez

Futbol

22 Febrero 2020

Valioso y merecido triunfo del Sporting ante el Cádiz en un entretenido partido que tuvo de todo, además de gran emoción por lo apretado del resultado. El único gol del partido llegó tras un gran remate de Álvaro Vázquez para darle tres puntos de oro al conjunto rojiblanco.

El cuadro sportinguista venía de vencer 0-1 al Racing la pasada jornada, mientras que el Cádiz, que sigue perdiendo fuelle y renta de puntos según pasan las jornadas, había caído en casa ante el Málaga. Al final tantos unos como otros confirmaron sus respectivas rachas, confianza para los gijoneses y dudas para los gaditanos.

Miroslav Djukic tuvo que recurrir a Molinero como central derecho ante la ausencia de Babin, además de poner como dupla delantera Murilo, autor del gol de la victoria en Santander, y Álvaro Vázquez.

El Sporting ofreció una notable primera media hora, con juego veloz, buenas combinaciones y un puñado de ocasiones que bien pudieron ponerle por delante en el numerador. Murilo y Manu García se filtraban en la defensa cadista con peligro y velocidad, prometiendo emociones fuertes a la parroquia del Molinón.

En el minuto 18 lo probó de lejos Pedro Díaz con un remate que salió desviado tras una buena combinación. Un minuto después casi sorprende Murilo al guardameta visitante ante el despiste defensivo de los amarillos.

En el minuto 26 llegó una de las mejores jugadas del partido. Bogdan Milutinov, cada día mejor el ucraniano, regaló un jugadón, caño incluido, con un disparo envenenado y cruzado que envió a córner Cifuentes con una gran intervención.

El Cádiz, tras correr detrás del balón durante muchos minutos, se desperezó y dio un par de sustos mayúsculos a la afición gijonesa. Corría el minuto 29, cuando Fali remató con muy poco ángulo tras un servicio de cabeza de un compañero. Diego Mariño desvió el disparo a córner. En ese saque de esquina remata de cabeza Álvaro Giménez un balón que pega en el poste y no remacha por poco el ex rojiblanco Nano Mesa.

El partido pasaba por una fase vibrante y el Cádiz apretaba. Álex Fernández conectó un disparo lejano pero un defensor local la desvió al córner.

Tras ese despliegue de buen juego y velocidad por parte de ambos equipos, llegó una fase de tregua con intercambio de posesiones. En el minuto 40 Bogan recibía la primer tarjeta amarilla tras una entrada sobre Álex Fernández.

El segundo tiempo se caracterizó por el juego sucio y marrullero del equipo de Álvaro Cervera, que sumaría un total de cuatro amarillas y una roja en ese segundo acto.

El Sporting se adelantaría en el marcador tras una jugada del brasileño Murilo por la derecha con centro para que Álvaro Vázquez conectara un gran remate con la cabeza para batir a Cifuentes. Era el minuto 54 y los de Djukic conseguían golpear primero.

Mariño les puso a los aficionados rojiblancos el corazón en un puño, con un inoportuno resbalón, que afortunadamente no aprovechó el cuadro cadista para marcar.

Otro momento clave para el desarrollo del partido llegó en el minuto 64 con la roja directa para José Mari tras una entrada durísima sobre Pedro Díaz. Algún compañero suyo pudo haberlo seguido a la ducha antes de tiempo, tras un par de codazos o las marrullerías de un descontrolado Fali.

Álvaro Cervera se la jugaba con la entrada del veterano Jurado, agotando así sus tres cambios, mientras que por los sportinguistas era Javi Fuego el que daba relevo a Pedro Díaz.

Poco después llegaba la lesión de Bogdan, sustituido por Borja López, que tenía que abandonar el terreno de juego en camilla. Una verdadera pena lo del joven ucraniano que volvió a despachar una sólida actuación.

El encuentro se movía por cauces cenagosos con trifulcas y entradas a destiempo, sobre todo del conjunto visitante, nervioso por una situación que se le va complicando según avanza el calendario.

El último cambio de Djukic fue el de poner a Aitor García en lugar de Manu García. El Sporting se replegaba protegido por el gran partido de sus centrales, brillando un gran Molinero que desmostró poder ser más que una alternativa de urgencia.

Los gijoneses controlaban la situación mientras el Cádiz intentaba buscar sus oportunidades pero sin mayor peligro para el marco local. Trujillo Suárez descontó cinco minutos en los que se sufrió más por la incertidumbre del resultado que por el peligro amarillo, y el pitido final fue celebrado por la hinchada rojiblanca con euforia.

Tres puntos más cerca de la salvación y el proyecto Djukic que funciona pese a los agoreros que presagiaban problemas para el técnico serbio.

Fran Gayo
Fran GayoRedactor
Deporte pasión, contartelo más.

Videos con las declaraciones de Djukic y zona mixta

Imagenes