Toni Malla: “Todo el mundo ha participado y lo ha hecho bien”

31 enero 2021

El Unión Financiera Base Oviedo logró un triunfo contundente para cerrar la primera vuelta. El equipo carbayón se impuso sin sobresaltos al Universidad de Valladolid (48-17). El técnico, Toni Malla, valora positivamente la victoria en un partido donde todos los jugadores tuvieron minutos. “Sabíamos que nos enfrentábamos al último, un rival, a priori por debajo de nuestro nivel. Lo importante era estar concentrados todo el partido e ir rotando a todo el equipo. Todo el mundo ha participado y lo ha hecho bien. Ha sido un buen encuentro en cuanto a continuidad y trabajo colectivo. Jugadores con menos minutos han tenido presencia en la cancha y han estado bien”, apunta.

Para Toni Malla, es importante que todos los integrantes del equipo se hayan sentido partícipes de la victoria y hayan aportado su granito de arena. “Tenemos una plantilla larga y cuantos más jugadores entren en el cómputo de las rotaciones, tendremos más opciones. Era importante que este tipo de partidos sirva a todos para tener confianza para todo lo que nos viene. No podemos jugar solo con siete jugadores, tenemos que hacer partícipe a todo el mundo”, explica.

Además, el técnico reconoce que la victoria sirve para quitarse el mal sabor de boca del empate frente a Pizzería La Nonna Balopal. “A Palencia fuimos con alguna baja y ellos son un equipo peleón, que ha ganado a Santoña. Veníamos un poco dubitativos. El objetivo era salir con buenas sensaciones, que todo el mundo se sintiera importante. Lo hemos cumplido con creces”, asegura.

El técnico del Unión Financiera apunta que los suyos están preparados con creces para la segunda vuelta del campeonato, que comienza el próximo sábado ante el Balonmano Soria en Vallobín. “Estamos a tres puntos del tercero, que marca la zona de ascenso. Nos tenemos que tomar lo que viene con responsabilidad, pero sin presión. El objetivo es ganar, nos distanciaría a cinco puntos de Soria. Lo afrontamos con ilusión y ganas”, explica Malla.

Para el preparador catalán del cuadro ovetense, el balance de la primera vuelta es francamente positivo y extrae aprendizajes de todas las circunstancias. “Me esperaba un colchón un poco mayor, nos hemos dejado algún punto, pero eso te hace crecer como equipo. El colchón de tres puntos te hace asumir los partidos con un poco más de tranquilidad. No son todo finales, te hace jugar con menos presión”, expone. Además, habla sobre el papel de rival a batir que se le ha otorgado al conjunto carbayón. “Para nosotros es un orgullo ser el rival a batir, pero creo que lo estamos gestionando bien. Al principio a los jugadores les costaba, tenían ciertos nervios o presión, pero ahora nos gusta ser ese equipo al que todos quieren batir. Eso hace que salgamos al 100% en todos los partidos y nos hace mejorar como grupo. Estamos listos para afrontar todo lo que nos viene en la segunda vuelta, tanto físicamente, como tácticamente y psicológicamente”, concluye.

Audio