Pablo Carreño vence a Lajovic y pasa a la segunda ronda

Tenis

22 Agosto 2020

El asturiano Pablo Carreño venció este sábado por 7-5 y 6-1 al serbio Dusan Lajovic, actual número 23 del ránking, en su debut en el Masters 1000 de Cincinnati que este año se juega en Nueva York debido a la pandemia del coronavirus.

El jugador gijonés, que ahora tiene marca de 2-1 en los enfrentamientos contra Lajovic, impuso su mejor tenis desde el fondo de la pista y variedad de golpes. Se medirá en segunda ronda con el ruso Khachanov o el kazajo Bublik.

El primer set se lo llevó Carreño tras remontar un quiebre de desventaja y sentenciar en el duodécimo juego. Con paciencia, le bajó los humos a un Lajovic que había comenzado firme y agresivo, sobre todo con su revés a una mano. A partir de ahí se vio al mejor Pablo: rápido, certero, con buenos saques para dominar el juego con su drive. De hecho, del 3-2 en contra de la primera manga hasta el final, el asturiano le endosó a su rival un parcial de 11-3.

En el segundo set, Carreño rompió el servicio de Lajovic en el tercer juego y ya no le dejó hacer nada más. Sólido comienzo del español en el primer torneo del regreso del tenis masculino. Ahora tendrá que refrendar su buen momento contra un contendiente que seguro será un gran sacador en un torneo que no se le da mal. El año pasado llegó desde la previa a octavos y cedió ante Djokovic, y en 2018 alcanzó los cuartos, en los que perdió contra Cilic. El cuadro está abierto por algunas ausencias importantes y las fuerzas, bastante igualadas.

La ATP ha asumido un enorme riesgo retomando su calendario en Estados Unidos, uno de los países más golpeados por el Covid-19. Y encima en Nueva York, epicentro inicial de la epidemia en el gigante norteamericano.

Allí se esta jugando el Masters 1.000 de Cincinnati (del 22 al 28 de agosto) y el US Open (del 31 de agosto al 13 de septiembre) , en las icónicas instalaciones del Flushing Meadows Park aunque lo realmente interesante son todas las medidas sanitarias que rodean a los tenistas y sus respectivos equipos.

Carreño y el resto de jugadores están concentrados en un hotel donde todos han pasado la prueba de PCR. Además fue uno de los últimos tenistas nacionales en llegar a Nueva York para preparar Cinci­nnati y el US Open y no pudo salir de la habitación tras su llegada, en el hotel de Long Island donde se hospedan la mayoría de los jugadores, a unos 40 minutos del Billie Jean King Tennis Center en el que se jugarán los dos torneos.

Después de los partidos tampoco gozarán de mucha libertad. Deben cenar en el hotel, los traslados al hotel se hacen en autobús con un máximo de dos acompañantes y cada día se rellena un cuestionario para descartar síntomas. Las mascarillas, por supuesto, son obligatorias por doquier.