Más allá del arco

2 abril 2021

Sonia Alonso Vásquez (32) es una de esas pocas personas que ha conocido la gloria de ser deportista en dos distintas modalidades de fútbol, siendo mediocampista para el Oviedo en su momento (primera división), y ahora vistiendo los colores del Rodiles FS, lleno de un panorama de ilusión, en lo que puede ser su ascenso al máximo circuito de fútbol sala, y con ella viviendo un momento dulce tras superar dos lesiones de gravedad.

Todo Deporte Asturias conoció un poco más a la gran jugadora, pero también nos tomamos la molestia de conocer a Sonia como un ser humano intachable. A continuación, la entrevista:

¿Sensaciones tras la victoria del fin de semana?

Fue un partido muy competido y difícil, contra uno de los rivales más fuertes de esta segunda fase. Ellas partían como favoritas pero supimos hacer un gran partido y alzarnos con la victoria, lo que nos anima y nos da fuerzas para creer en nosotras mismas para futuros partidos.

Teníamos bajas importantes como nuestra cierre, Clara, y nuestra portera, Jhenny, que fue nombrada en 2018 como cuarta mejor portera del mundo.
A pesar de ello, hicimos uno de los mejores partidos de la temporada y Zaira y Jessi (que jugaron como portera y cierre respectivamente) dieron un paso al frente e hicieron un partidazo, demostrando el gran momento en el que se encuentran.

¿Contenta con el rol que asumiste en el equipo?

Sí. Gracias a Dios desde el primer día que llegué al club, he tenido un rol importante y sigo teniéndolo.
El entrenador me da muchos minutos y estoy contenta con ello.
Ahora mismo soy la mayor del equipo, y creo que ya no soy tan potente o rápida como era antes, pero sigo manteniendo la suerte de cara a puerta.

¿Qué le dices a las más jóvenes?

Poco tengo que decirles. Muchas de ellas llevan muchos más años que yo en esto del fútbol sala y a veces son ellas las que me tienen que dar instrucciones a mi.
Quizas yo les puedo ayudar más en cuanto a la presión o nerviosismo que puedan tener antes de disputar partidos importantes.

¿Qué tal el cambio de aires de jugar con el Oviedo (campo) a jugar en fútbol sala?

Son deportes totalmente distintos y he tenido que ir adaptándome poco a poco. Al principio me costaba más, por ejemplo el entrenador nos achacaba a las que veníamos de campo que tras dar un pase nos quedábamos paradas mirando que hacía nuestra compañera.
El fútbol sala es un juego más rápido, en el que tienes que estar constantemente moviéndote, defender y atacar siempre. Es un juego más participativo, se usa más el cuerpo, y para mí gusto, es más divertido.

¿Mejores jugadoras de tu equipo?

Todas. El equipo es lo que es por todas y cada una de sus jugadoras. Pero si tengo que destacar a alguna por encima del resto, destacaría a Romina y a Jessica.
Romina es fuerte y rápida y tiene un golpeó de balón como pocas que yo haya visto. Me gusta entrenar contra ella porque me lo pone difícil, es intensa y a mi me gusta competir y mejorar.
Además tenemos esa piquilla sana de ver quién mete más goles (entre risas).

Y Jessica tiene una visión de juego y una calidad que a mi personalmente me pone las cosas mucho más fáciles cuando la tengo en el campo conmigo.

¿Con quién tienes más sinergia?

Hasta el año pasado te diría que con Carolina, sin duda. Es mi mejor amiga, dentro y fuera del campo, aunque lleva más de un año lesionada.
Este año Isa se ha convertido en un pilar fundamental para mí, me ayuda en el campo y fuera de él. Enseguida sabe calmarme en cualquier situación.

En general somos una piña, no llevamos muy bien y estoy encantada de formar parte de este equipo. Paula Alonso, Candy, Romina, Jessi, Eva, … todas son importantes para mí y las quiero mucho a todas.

¿Cómo te has encontrado en esta temporada, a nivel mental?

He ido de menos a más. Al principio no me encontraba del todo bien en la cancha. En las dos primeras jornadas no logré anotar y eso no me ayudaba mentalmente ya que me faltaba ese factor que es primordial en mí.
A partir de ahí la cosa cambió y creo que mejoré en mi juego y físicamente. Lo que se vio recompensado con los goles, metiendo en casi todos los partidos.

Ahora estoy en un punto en el que confío más en mí y sé que el equipo también lo hace y así me lo hacen saber, siendo eso lo que más me ayuda y necesito.

¿Equipo favorito?

El Burela claro, encima tenemos la suerte de tener un convenio con ellas.
Este año fueron nombradas mejor equipo del mundo, tienen jugadoras muy buenas, y tuvimos la suerte de entrenar varias veces con ellas.
Es otro mundo, otro ritmo, las ves jugar y te gustaría jugar con ellas. Mi meta no es llegar ahí pero sí me gustaría que las chicas jóvenes de mi equipo pudieran llegar allí algún día y convertirse en jugadoras profesionales.

¿Contenta con el cuerpo técnico?

Encantada. Es imposible tener una queja con ellos.
Me aguantan mucho, cosa que no es fácil (risas) y además de lo profesional he desarrollado una relación de amistad importante.
Están volcados con nosotras, y a diferencia de otros clubs aquí le dan mayor importancia al femenino que al masculino, cosa que es de agradecer en estos tiempos.

¿Metas de Sonia, para lo que resta de temporada?

Siempre digo lo mismo. La primera no lesionarme, sufrí dos lesiones muy graves y no quiero volver a pasar por algo así. Tengo que tener mucho cuidado.
Luego seguir aportando todo lo que pueda, trabajar mucho en defensa que es lo que más recalca nuestro entrenador y, si puedo, seguir metiendo goles y dando ese plus al equipo.

¿Gran difusión por parte de los medios del fútbol femenino o no?

No sé muy bien lo que hay. Pero lo que sí está claro que el fútbol femenino no tiene la misma visibilidad que el masculino.
Incluso se ve menos el fútbol sala femenino, que el fútbol campo femenino.
Creo que hoy en día, por ejemplo, tiene más boom el Oviedo femenino de campo que el Rodiles, y al final estamos en la misma categoría y luchando por lo mismo, ascender a la máxima categoría del fútbol.

Algo habrá que hacer para cambiar eso. Si el Rodiles acabase ascendiendo este año, estaría en la élite del fútbol sala, que se dice pronto.

¿A qué equipo te gustaría enfrentarte?

Siempre a los mejores. A equipos de primera división, al Burela, al Futsi, a los grandes.

¿Lugar donde Sonia libera?

Oviedo. Sin duda soy una enamorada de Oviedo, aunque también puedo decir que me gusta muchísimo Villaviciosa y no me disgustaría vivir allí.

¿Qué tal el trato en Villaviciosa?

Maravilloso. Te sientes acogida, en familia, como en casa. Somos una gran familia, la familia maliaya.

¿Color, heroína y película favorita?

El color el azul, porque mi padre desde pequeña me llevaba a ver al Oviedo en el Tartiere (entre risas), mi madre como heroína sin ninguna duda, ojalá algun día pueda llegar a ser la mitad de mujer que ella, tan buena y trabajadora.
Y película, Gladiator, no se cuántas veces la habré visto ya.

¿A quién dedicas tus logros?

A mi familia.

¿Cosas pendientes por alcanzar?

A nivel deportivo jugar en primera división de fútbol sala, jugar la copa de la reina, etc.
A nivel profesional, soy psicóloga, y me gustaría trabajar en el ámbito de los trastornos de la conducta alimentaria, ya que es un ámbito que me apasiona.
Y a nivel personal, me gustaría estabilizar más mi vida y empezar a formar una familia, que ya estoy en época de ello.

Frase prepositiva para lidiar ante la situación actual

Nosotras fuimos afortunadas por que en ningún momento dejamos de entrenar y nos hacen tests cada semana. No me puedo quejar ya que considero que hay muchas personas en situaciones peores.

Mensaje para las más inexpertas

Las animo a que prueben el deporte, y en especial el fútbol sala.
Esto está cambiando mucho y cada vez irá creciendo el apoyo al deporte femenino, y si forman parte de ello, les esperan muchas cosas buenas por vivir.

Ronald Villarroel
Ronald VillarroelRedactor
Colaborador de la revista Tododeporte, luchando por un sueño.