Invasión azul en Lugo

Futbol

21 Febrero 2020

Un nuevo mazazo nos llevamos la semana pasada. Uno más de los muchos que van ya esta temporada. La situación actual es más que preocupante. Se llega a este encuentro en uno de los momentos más delicados de la temporada que acabó por sentenciar a Javi Rozada. El técnico ovetense fue cesado esta semana y el Cuco Ziganda tomó las riendas de la nave azul. Durante la semana, el navarro ha intentado quitarles presión a los futbolistas diciendo que el partido del domingo no es una final, que hay 14 partidos por delante. Pero lo cierto es que la trascendencia de este partido es crucial, una derrota supondría una losa más en la difícil tarea de dejar atrás los puestos de descenso.

Ziganda apenas ha tenido tiempo de preparar el choque, pero en los pocos días que lleva al mando del club seguro que ya ha identificado el mayor problema de este equipo: la defensa. El caso es que si no se logra subsanar será muy difícil lograr la permanencia. El equipo ofensivamente tiene buenos registros, sale a más de un gol por partido, pero no puede estar obligado a marcar más de dos para conseguir los tres puntos porque en la mayoría de ocasiones no lo va a lograr. Para añadir más leña al fuego, en los últimos 7 partidos nos han pitado 5 penaltis en contra. En si son justos o no, no voy a entrar, pero es un número más que considerable para hacérselo mirar.

La llegada del técnico navarro abre el abanico de posibilidades en el once. El Cuco Ziganda ha estado probando la 4-2-3-1 en los últimos entrenamientos, aunque debido a la situación en cuanto a la zaga tampoco sería descartable la opción de 5 defensas que ya empleó en el Athletic Club. Quizá sea hora de dar minutos a Grippo (aún no ha debutado con la elástica azul) y otros como Mossa irse al banquillo. El lateral valenciano se encuentra a un nivel pésimo pero al no tener un sustituto de garantías sigue jugando semana tras semana. Otras opciones para el costado zurdo son Christian, al que se le ve mejor en el eje de la defensa; y Sebas Coris, el ex del Girona es muy polivalente y puede actuar en las dos bandas. Aunque todo esto dependerá de los gustos del nuevo míster.

Los principales estandartes de la primera vuelta han desaparecido y el rendimiento de algunos como Juanjo Nieto, Ortuño y Sangalli ha caído en picado. Y eso es un lujo que no nos podemos permitir. Para ello no hay mejor cosa que agitar la coctelera con la llegada de un nuevo míster. Ayer ya decía Berjón que el mundo del fútbol es así, que cuando hay un cambio en el banquillo los futbolistas, todos y sin excepción, se ven con opciones de jugar y hay mayor predisposición a hacer las cosas bien.

Por suerte, tendrá a toda la plantilla a su disposición a excepción de Edu Cortina que aún sigue lesionado.

La victoria frente al Lugo se presenta clave para no meterse en más complicaciones de las que ya tenemos. Una derrota supondría, como mínimo, bajar un puesto más en la tabla y que nos ganen el “golaverage” particular. Es un partido de siete puntos como se suele decir. Desde la vuelta a la LFP el Anxo Carro no se nos ha dado mal. Dos victorias y un empate en 4 enfrentamientos; siendo las dos últimas triunfos azules, la del año pasado con contundencia por 0-2.

Los albivermellos llegan con la moral por las nubes tras lograr la victoria en Fuenlabrada. Tuvieron que sufrir y esperar su oportunidad anotando el gol en su único disparo a puerta. Fue un gran respiro y ahora tienen la oportunidad de dar continuidad

El Lugo es un equipo que basa su propuesta en torno al balón. No sé si os acordaréis, pero en la ida fue de los equipos que, al menos a mí, más me impresionó en el Tartiere con la pelota. Pero sin duda, el mayor defecto de los lucenses es la poca profundidad que tienen. Les cuesta un mundo finalizar jugadas y por eso tienen un bagaje goleador tan pobre (son el tercer equipo menos goleador de la categoría). Eso sí, habrá que tener mucho cuidado con Cristian Herrera, pichichi del equipo con 8 goles en sus botas. Tampoco son especialmente fuertes en casa, llevan 17 puntos de 42 posibles, curiosamente los mismos que el Oviedo en el Tartiere.

En cuanto a las bajas, el equipo dirigido por Curro Torres no podrá contar con el ex­-oviedista Borja Domínguez y Josete es duda.

El Anxo Carro vivirá un gran ambiente, no solo por la multitud de oviedistas que acudirán, sino porque además el club gallego ha preparado una promoción especial para este encuentro.

@mundoviedista_
@mundoviedista_Redactor
Joven amante del fútbol con un sueño: ser periodista

Imagenes