Historias de tercera en Asturias

Futbol

04 Febrero 2020

Día domingo, brillante, sólido sol que miraba a los campos de Asturias en la vigesimotercera fecha. En este caso, el Real Avilés jugaba con su gente ante el colíder CD Tuilla.

A los 20′ minutos el dominio no era claro para ningún equipo. Pero tras un fallo del portero local, Nacho Méndez no dudada en colocar el 0-1 a puerta vacía en el Román Suárez Puerta, casa de los avilesinos. No habría más tiempo y llegabamos al descanso con esta mínima diferencia por parte de los langreanos.

Ya con el inicio de la segunda mitad, Beni, portero del Tuilla,tras Real Avilés capitalizar un córner, ponía el partido 1-1, con un gol en propia meta.

No se quedaría el asunto con el garrafal error del portero alerquinado, porque su compañero Cris dejaba un balón para su otro colega Pozo, y éste sin contemplación disparaba un riflazo que viajaba a las manos del portero blanquiazul, quien no tuvo más remedio que rechazar el ataque, pero ahí aparecía para el remate Borja Rodríguez e iniciaba lentamente la lluvia de goles que a continuación estará leyendo. 1-2 hasta aquí.

Era el inicio de una revolución, un penalty a favor del Tuilla, tras la la internada de Pozo en el área, hacía que las cosas se vieran abajo para el conjunto dirigido por Matías Vigil, entrenador avilesino, quien presenció el tercer gol del firme segundo lugar de este grupo II de tercera nacional.

Luuego, a muy poco del término del encuentro, con el descoloque de los realavilesinos, al 81′ en un tiro de esquina que roza Marcos Iglesias, esperaba el número cinco en el segundo palo Viña, quien remata, sella y sentencia el partido a favor del CD Tuilla 1-4 y los dejaba con 50 puntos en la general.

El Real Avilés tras este compromiso sumó su décimo primera derrota y está en la posición 19 con 16 puntos, sólo perseguido por la pésima campaña del Club Siero en esa última casilla.

en otro partido, visitaba el séptimo lugar al décimo sexto de la tabla. CD Vallobin Vs. Urraca FC. El borde del abismo ante la
tranquilad parcial.

Una cita enmarcada bajo los rayos del sol, con una sensación de que se vivía la adolescencia del verano, rara vez visto en años consecutivos en nuestra comunidad autónoma. En lo que refiere al ámbito futbolístico, se vio entrega por parte de ambos conjuntos, más acierto en la primera mitad del CD Vallobin, pero aún mejor en el compromiso y el reparto de responsabilidades por parte de Urraca CF.

Partido que quedaba 1-1, resaltando el mérito de parte y parte, pero sobre todo, la lucha incesante de los visitantes para no irse de un campo bastante complicado o cuando menos díficl de llevarse los tres puntos, siendo el Vallobin un actor recién de esta tercera.

¡Happy Birthday!, o deberíamos llamarle sopresa de facto. Ya les contamos porqué.

Santa Cruz recibía la visita de Caudal Deportivo de Mieres, y su equipo, UD Gijón Industrial quería darle un regalo al cuarto lugar de la competición.

El primer obsequio se lo daría el conjunto gijonés a los mierenses al minuto 19′, con un descanso que no cambiaba el alto domino de la celebración dominguera por parte de los locales. Inicio del segundo episodio, y se despedía de la fiesta Quintana, entraba miguel.

También, ingresaba Hugo, se retiraba Santi. Continuaba el protocolo de goles para seguir amenizando la reunión de la peña industrial. Al minuto 72 Naya cantaba el segundo grito de gol para la casa. Dejaba a gusto a los suyos, pero apagaba las velas del visitante que extrañamente caía estrepitosamente.

Al 75′ se cortaba el pastel porque Pealez marcó el 3-0. Decepción que resentía el invitado de honor, que daba la sensación que podría haber hecho por más, con esos 44 puntos que traía en su cartera, y no compraba con su juego el encuentro para nada.

Jesús «Chuchi» Collado, entrenador caudalista, no se quedaba para ver a sus hijos llorando, que se iban de la casa de los fabriles sin siquiera comer un trozo del enorme pastel que había gestado el equipo de Miguel Ángel Martín.

Como dijimos antes, ¡sorpresa! de un Gijón en la octava posición con 32 puntos, que venía de perder ante Condal 1-0, y que ahora reía momentáneamente ante un gran cojunto como el Caudal.

Leal, leal, Lealtad. Una frase hecha que ya es habitual escucharla en este grupo. Un CD Lealtad que recibió al CD Praviano.

No se guardó nada Clemente Sánchez, DT del Villaviciosa, que en el campo Municipal Les Caleyes. Al otro lado dirigía José Manuel Menéndez o como lo conocemos ‘mane’.

Arranca el partido en el referido asalto 1. Ambos equipos buscaban noquearse entre sí. Uno con la bara más alta que el otro, aunque no podía negarse que uno que otro duro iba para los rojillos.

Se llegaba a los 20′ y no ocurría mayor contratiempo, con dominio para los locales. Ya al 30′ el portero leal Bussmann recibía cartulina amarilla. pocos minutos más tarde, lanzaba el primer golpe de peligro, tras un centro de Miguel Obaya que Steve Ekedi no dudaba en cabeacear pero sólo servía para hacer sonar el larguero.

Sonaba la campana, se acaba el primer round con el aviso agustiante del blanquinegro. Tomaba un respiro CD Praviano en una esquina pero no podía despistarse mucho, debía haber respuesta inmediata.

Segundo round.tilín, tilín, tilín. Primeros minutos que se iban en nada, pero al 57′ en una buena escapada de Steve Ekedi, que dejó pase de la muerte para su compañero Juan López y este que perdonaba con su remate alto. Tres minutos más adelante, Miguel Obaya ofrecía una tremenda jugada por el extremo y Ekedi nuevamente aparecía, pero esta vez como cabeceador, pero su remate se iba por poca alto.

Domoniba en cada esquina Lealtad, y ya al 63′ poco o nada pudieron hacer los cuervos, que fueron cayendo en picada, con ese primer golpe certero de Miki Cantave que adelantaba a los suyos. 1-0.

Cantave recibía al 83′ tarjeta amarilla y Ekedi recibía la misma mención al 89, a punto de consumar la victoria.

Cuando se creía ya no daba para más el partido, en el agregado (+94) Santiago Fernández noqueaba a su rival de turno y lo dejaba en la lona sin respuesta. 2-0 que dejaba alejado por un punto a Lealtad (51) de su más cercano perseguidor.

Nos vamos al concierto de goles que se celebró en el Pepe Quimarán en Posada de Llanera, con José Luis Rodríguez a cargo del Unión Deportiva
Llanera y la banda de Sociedad Deportiva Lenense orquestada por Alfonso Arias.

Marcos Arango, integrante del Llanera, recibía centro por la banda derecha del terreno, y sin pensarlo hizo que su cabezazo tocara la red y con ello el primer gol. 1-0.

En el mismo orden, Arango recibía otro centro desde el mismo lado del campo, y hacía de solista cantando el segundo gol para los locales. Venía afinado el atacante y su acierto hacía que el público lo enalteciera.

El tercer tanto llega tras un buen pase desde propio campo del UD Llanera, recibe Matías Fernández, quien con el exterior se unía a la tríada de goles que hacía su equipo ante el humilde SD Lenense, que se anclaba aún más en la casilla 15.

3-0. No hubo respuesta en el contrapunteo.

Pero sí que hubo una mención especial para los llaneros que se sitúan en ese último puesto del top 5 de esta liga. Tocará seguir practicando, como hasta ahora, y acertar en otro escenario de Asturias.

Por otra parte, zarpamos a otro puerto. Esta vez, tenemos como marinero a CD Mosconia, y a su acecho el UC Ceares.

Barco a la vista en Grau que me recuerda que mi paso por España ha sido de aprendizajes y frases que me han enamorado en este continente. Con les pites en Grado iniciaba en partido.

A los 15 minutos, el asunto estaba bastante igualado, ninguna quería caer al vacío, y ambos tenían claros que resbalar significaría hundirse.

En esta primera mitad las aguas eran tranquilas, y sólo había tiempo para repensar en ajustes para seguir remando hacia la victoria.

Parte 2 en alta mar para Ceares que hacía cambios en la tripulación, se subía al barco Ousmane Togola y abandonaba Moreno.

Cuando por fin, al 80′, vemos como Juan Carlos anota el primer gol del partido favorable para UC Ceares, y parecía que los rojiazules se llevarían el botín. No obstante, el viento sopló muy fuerte y tuvimos que ir hasta el 94′, tras la pérdida de varios minutos entre cambios y golpes, y en ese minuto Mosconia pactaba 1-1 ante un Ceares que sabe lo que es nadar contra corriente y no pudo mantener el resultado.

Ambos se encuentra con 24 puntos en la tabla, sólo que el criterio de goles en contra (27 para Mosconia y 30 para Ceares) hace que los de Grado se coloquen por encima de los gijoneses.

Repasamos brevemente otros encuentros de la jornada, siendo Llanes ganador 3-0 ante Condal de Villa de Noreña, quien se ubica en esa sexta posición con 37 puntos y los de la Vila se establecen en esa novena posición.

Por su parte, Club Siero, último de la tabla, cayó ante Navarro CF que ocupa esa décima casilla y sigue sumando puntos.

En otro panorama, L’Entregu pudo sacar un empate 1-1 ante su similar El San Martín, en un Nuevo Nalón donde se mantiene viva la esperanza, de cuando menos, mantener la categoría. Los rojiblancos están en la decimo primer posición, mientras que los blanquiazules se fijan en ese decimoseptimo peligro lugar.

El ritmo arolllador de CD Covadonga no tiene límites, visitaba Colunga y despertaba interés su paso por allá.

Inicio del compromiso en el campo de Santianes. CD Colunga venía necesitado de puntos. Covadonga no quería bajar su aspiración a subir de categoría.

Primeros diez minutos, y aún el partido no tenía a un actor fijo que dominara la película.

Cuando 8 minutos luego, Edu Font aparecía en escena con un latigazo cruzado dentro del área y marcado el parcial 0-1.

Para dejar claras las cosas, Cova iba a territorio ajeno a hacer la del villano porque al 22′ nuevamente con un seco disparo desde los tres cuartos de cancha Ángel Saiz nos regalaba un GOLAZO para enmarcar que pegaba en el larguero y se colaba en la portería. Se gestaba la película de terror con algo de expresionismo alemán para Colunga con ese 0-2.

Amo y dueño en tierra de extraños. Hoy día solemos ver más películas centralizadas en el villano y el Covandoga de Fermín Álvarez se apegaba a la nueva tendencia.

Producto de la frustración, San Eloy, número 6 del CD Colunga recibía carta amarilla. Y poco después, su compañero Diego Arias se ganaba otra amarilla.

Primera secuencia finalizada, se daba por sentada que las siguientes líneas serían azules, aunque debía escribirse la segunda parte para constantar lo del primer tiempo hecho por los ovetenses.

Tras varios cambios. Se retiraba Ángel Saiz, goleador de la tarde, entraba Jandro, Diego García también dejaba su lugar a Simón Carrero y el recién ingresado, dejaba sentenciada la historia al minuto 77 cuando hubo asociación entre Jandro, Font  el propio Simón. Un tres por cero definitivo que dejaba más que descolocado al Colunga en esa 18 posición.

Leemos la crítica tras el partido del DT visitante quien dijo: «Tres buenos puntos en un campo difícil. Dos goles en la primera parte nos pusieron el partido de cara, el tanto de simón nos dio tranquilidad», agradeciendo a sus jugadores, por «una vez más, acabar sin encajar ningún gol».

Ronald Villarroel
Ronald VillarroelRedactor
Colaborador de la revista Tododeporte, luchando por un sueño.

Imagenes