Hernán Pérez: «Comparto con Unionistas los valores que me inculcaron en casa»

Fútbol

30 Diciembre 2020

Amante de su trabajo, metódico e “intenso en el día a día”. Un entrenador joven, de la nueva escuela que pisa fuerte en el fútbol modesto español. Capaz de redescubrir perlas como Riki, o de pulirlas más bien. Gobierna su grupo con puño de hierro ante todo un histórico como es el Deportivo de La Coruña, un sueño del que no quiere despertar. Hernán Pérez (Oviedo) se embarcó allá por el mes de junio en una aventura que, de seguir así, le abrirá las puertas del fútbol profesional.

Diego González: ¿Cómo está?
Hernán Pérez: Estoy bien, muy contento. Las cosas están saliendo a pedir de boca, no obstante esto no me lleva a ninguna relajación, aún no hemos hecho nada.

DG: ¿Ha podido reunirse con su familia?
HP: Sí, la verdad que necesitábamos desconectar. No veníamos desde que comenzó la pretemporada y necesitaba venir a ver a la familia, también a recordar que es Oviedo, llevábamos mucho tiempo sin venir.

DG: ¿Desconecta del fútbol mejor cuando se va líder o cuando se duerme lidiando con el descenso?
HP: Siempre se duerme mejor estando líder, también es verdad que tiene sus pros y sus contras. Uno sabe que si va líder es porque el trabajo es bueno, pero también tiene el inconveniente de que ahora queremos más. Mantener el liderato es tremendamente complicado y nos va a suponer muchísimo esfuerzo, tenemos muchas ganas de asumir el reto y pelear hasta el final.

DG: Pocos hubieran augurado su situación actual al comienzo de la temporada. ¿Siente vértigo cuando ve al equipo en la posición que ocupa?
HP: No da vértigo, la verdad es que es algo muy bonito, un objetivo muy bonito. Por desgracia a mi también me ha tocado vivir situaciones de estar abajo y ahí sí que da vértigo. Ves el precipicio muy cerca y eso si que da vértigo. Esto es más bien una situación idílica, soñada, somos el equipo número uno de nuestro grupo y supongo que todos se querrían cambiar por nosotros ahora mismo. Vamos a defender con uñas y dientes esta posición
todo el tiempo que podamos.

DG: En junio, tras su paso por Barakaldo, suena el teléfono y al otro lado está Unionistas. ¿Cuánto tiempo medita la decisión?
HP: La verdad es que no tuve muchas dudas, conocía al club desde fuera y lo seguía bastante desde mi época en tercera división. Gracias a mi mujer la ciudad también la conocía, fue la primera oferta y no hubo más. No se si las hubiera habido pero estoy muy contento con la decisión tomada. Encima ahora conozco el club desde dentro, es un privilegio ver la pasión con la que trabaja todo el mundo a tu lado. Vamos a poner todos los medios para llegar hasta el final.

DG: Echemos una mirada al pasado. Unionistas de Salamanca nace en el año 2013, tras la desaparición de la extinta UD Salamanca. ¿Cuándo es la primera vez que Hernán Pérez escucha el nombre de Unionistas?
HP: Si no lo recuerdo mal es en mi segundo año en Langreo, cuando incorporamos a Carlos de la Nava. Tuvo mucha repercusión allí y comienzas a seguir al equipo. Era encomiable lo que veías desde fuera. No solo por los logros deportivos, también por la velocidad a la que crecían, los seguidores que tenían, su manera peculiar de hacer esas cosas, les coges cierto cariño incluso antes de pertenecer al club.

DG: ¿Qué hace a unionistas diferente?
HP: Los socios son los dueños del club y quienes toman las decisiones. Lo hacen en conjunto, es un fútbol muy distinto del fútbol negocio de las SAD. Por ponerle un pero es que no estamos pudiendo disfrutar de ello por las restricciones que hay y por los problemas que estamos teniendo con el Reina Sofía. Estoy convencido que tendríamos a 4000 ó 5000 personas en los partidos de casa animando.

DG: ¿Cuánto tiempo tarda en calar dentro de uno mismo esa filosofía de club?
HP: Desde el momento que llegas lo sientes. Si bien es verdad que ya lo conocías desde fuera, llegas y aún te siguen sorprendiendo cosas. Cada día que pasa te sientes más cómodo y más agusto, incluso te involucras en el plano emocional. Ves todo el trabajo que la gente hace de manera altruista, la ilusión que tienen, lo que se alegran cuando ganas. Uno ve la envergadura del club.

DG: Supongo que estar en un club así hace que uno se replantee su escala de valores dentro de este deporte
HP: Creo que algo de lo que siempre me he sentido muy orgulloso es de haber tenido esa escala que comparte Unionistas, en mi casa siempre la hemos tenido. Tengo un hermano (Michu) que ha sido futbolista profesional y que en un momento de su carrera donde no había jugado en la élite todavía se le plantea la posibilidad de hacerlo a través del eterno rival. Hubiera sido la opción más fácil, pero tomó la opción más arriesgada. Es una serie de valores que nos han enseñado en casa y de los que estamos muy orgullosos. Por suerte, los abandera Unionistas. Es una manera de pensar y de sentir el fútbol como lo sentimos en nuestra casa.

DG: ¿Cómo es el día a día en Salamanca? ¿La gente le para por la calle?
HP: La verdad es que no tenemos mucho tiempo para estar por ahí. Vamos de casa a entrenar y de entrenar a casa. Hay que ser responsables en este aspecto ya que formamos parte de una burbuja con muchos jugadores, me gustaría poder conocer mejor la ciudad pero ahora mismo es la situación que toca.

DG: Miran a los ojos a todo un histórico como es el Deportivo de La Coruña, que partía de favorito en todas las quinielas. Se podría decir incluso que se van a jugar el primer puesto con ellos. ¿Cómo se gestiona esta situación dentro del vestuario?
HP: Todavía queda mucho. El rival más peligroso que tenemos somos nosotros mismos. Sabemos que el Depor es un equipo que no es de esta categoría ni de la siguiente. Nosotros tenemos que hacer nuestro trabajo, si cuando llega el final del campeonato estamos en disposición de pelear por la primera posición entonces miraremos con quien nos tenemos que pelear.

DG: La RFEF va a dar un auténtico lavado de imagen al fútbol semiprofesional de cara a la próxima temporada. ¿Qué le parece el nuevo modelo que se adoptará desde la próxima temporada?
HP: Personalmente a mi me gusta. Va a ser una tercera categoría que va a tener grandes ciudades y grandes estadios. Sería un lujo poder disfrutar de ella el primer año desde dentro. Sabemos que es muy difícil, tenemos una pequeña ventaja pero hemos de mantenerla.

DG: Hasta hace escasos meses que se mudaron al Reina Sofía se podía decir que tenían al enemigo a las puertas (Unionistas jugaba a escasos 200 metros del campo de su rival en la ciudad). ¿Existe un pulso en Salamanca por quien porta la corona del fútbol?
HP: Sí lo hay, no lo hemos podido palpar. No estamos en la calle en el día a día. La situación de ambos equipos es completamente opuesta en estos momentos, nosotros vamos primeros y ellos están últimos. Nos centramos en defender lo nuestro, si al terminar el año podemos estar por encima de ellos mucho mejor, pero siempre mirando por nuestro trabajo.

DG:Las casualidades del destino han hecho que, su homólogo al otro lado del río, sea Sergio Egea. ¿Le conocía?
HP: Le conocía de mi etapa en Oviedo. Tenemos trato personal, me parece una excelente persona y como profesional no lo voy a descubrir ahora. Por desgracia en esta profesión mandan los resultados, no hay tanta memoria.

DG: Usted también dio sus primeros pasos en el Real Oviedo. ¿Qué recuerda de esa etapa?
HP: Fue una etapa maravillosa. El club llevaba mucho tiempo mal y fue un alivio la temporada que hizo el club a todos los niveles. Fue una temporada soñada en el club, espero que se pueda repetir el éxito de aquella temporada y eso devuelva al Real Oviedo a la primera división.

DG: Tengo que preguntarle. ¿Se vive con la misma pasión en fútbol en Salamanca que en Oviedo?
HP: Es distinta. La pasión es muy fuerte en ambas ciudades, los dos son acérrimos a su equipo. La diferencia es que en Salamanca hay una pequeña división, hay dos equipos. Los seguidores de Unionistas y del Real Oviedo son muy pasionales, disfrutan mucho de las victorias y también sufren con las derrotas. Todo esto hace que como profesional te responsabilices mucho mas, no juegas solo por una profesión o por un trabajo, juegas por mucha gente que tienes detrás.

DG: ¿En qué se parecen unionistas y el Real Oviedo?
HP: En la pasión. El Real Oviedo es un equipo que estuvo apunto de desaparecer y su gente lo salvó. Unionistas es un equipo que homenajea al sentimiento de la UD Salamanca, han pasado muchos años y el sentimiento no desaparece. La matriz en el fondo es la misma, representan valores muy similares y la gente los defiende a capa y espada.

DG: ¿Está al día en la actualidad del club?
HP: Por supuesto.

DG: ¿Qué opinión le merece la pasada campaña?
HP: Terminó de buena manera con la salvación del equipo. Se creó un proyecto con un entrenador muy contrastado y se asentaron las bases para un futuro próspero. Hay que tener paciencia, si sigue esta estabilidad y esta calma el club va a volver al lugar de donde nunca se debió ir.

DG: ¿Y la presente?
HP: Por la menara que empezó podía depositar dudas. Lo habitual hubiera sido cortar la cabeza del míster pero se le dio confianza y este ha respondido. Está haciendo un gran equipo, quizás no tan bien como quisiéramos, pero en una línea muy positiva. Si siguen así van a pelear por estar en los puestos de arriba seguro.

DG: Si pudiera llevarse a un jugador del vestuario del Cuco Ziganda a Unionistas. ¿A quién se llevaría?
HP: Es complicado (entre risas). Quizás por razones sentimentales y por como estamos de involucrados con él, incluso por lo participes que nos sentimos de que este año esté donde esté me llevaría a Riki. Es un futbolista que con nosotros hizo una temporada increíble en Langreo y es de los que no quedan. También me gustan Jimmy y Viti, los entrené en Oviedo y me gustaría poder llevarlos.

DG: Me gustaría también preguntarle por su hermano. ¿Cómo se encuentra?
HP: Está bien. Disfruta mucho de su trabajo y está en un club que pelea por llegar al fútbol profesional. Ahora también somos rivales pero siempre le deseo que le vaya bien.

DG: Él ha optado por los despachos y usted por los banquillos. ¿Qué les diferencia en ese aspecto?
HP: Yo creo que es el gusto. Desde el despacho no hay esa exigencia que en el día a día si hay en el banquillo y que él ya ha vivido como jugador. Su formación y sus contactos en el ámbito de la dirección deportiva también es un aliciente. Yo quizás soy más intenso, más apasionado, él es más tranquilo. Cada uno escogió el camino al que mejor se adapta.

DG: ¿Se imagina intercambiando sus papeles?
HP: Por su parte creo que puede ser. Yo podría decir casi seguro que no. A mi me gusta el día a día, la convivencia, solucionar problemas, me gusta mucho el juego, los sistemas, las estructuras. No se puede decir nunca que no pero, en principio, no me veo en un despacho.

DG: Como colofón. Michu dijo hace unos meses que Hernán Pérez acabará en un banquillo de primera división. ¿Cuál sería su sueño?
HP: Le agradezco muchísimo las palabras. No obstante, preferiría llegar al fútbol profesional antes como técnico de Unionistas que debutar en primera división. Estoy muy contento allí y esperemos que la llegada al fútbol profesional sea como técnico de Unionistas por todo lo que llevan haciendo estos años..

Diego Gonzalez
Diego GonzalezRedactor
Joven apasionado por el deporte y te lo va a contar.