Hector Galán nos hace una valoración de la temporada 19/20

Baloncesto

15 Mayo 2020

Hace una semana, la Federación Española de Baloncesto dio por finalizada la liga regular en la LEB Oro y el resto de sus competiciones por la crisis del COVID-19, dando así por terminada la temporada 2019/2020 del Liberbank Oviedo Baloncesto.

Como cada año, Héctor Galán, director general del Oviedo Club Baloncesto, ha sido el encargado de realizar una valoración de lo que ha dado de sí esta campaña: “La valoración es que la temporada ha sido muy extraña, y teniendo en cuenta cómo ha sido el final, más extraña si cabe. Evidentemente, desde el punto de vista deportivo, para nosotros ha sido una temporada mala o muy mala. En ningún momento hemos conseguido que el equipo tuviese regularidad y funcionase como queríamos, y eso es algo que ya vimos desde la pretemporada. No creo que sea un problema de jugadores individuales, porque a día de hoy sigo pensando que había muy buenos jugadores, pero como equipo no se consiguió que funcionase”.

Esta temporada, el Liberbank Oviedo Baloncesto realizó varios cambios en la plantilla para conseguir mejorar resultados, y estos movimientos es algo que también Héctor Galán ha querido valorar: “Se intentó corregir la situación mirando hacia los jugadores, cambiando la plantilla con tres rescisiones muy seguidas, que es algo que no habíamos hecho nunca, e incorporar dos nombres, uno de ellos siendo casi de la casa como era el caso de Davis Geks, y el otro se trataba de un gran conocedor de las ligas FEB, el caso de Jorge Sanz, y parecía que el equipo podía dar un paso adelante, pero luego volvió la irregularidad. Muestra de ello es que estuvimos todo el año coqueteando con los puestos de descenso. Al final, se intentó hacer algún cambio más, y se realizó un esfuerzo para ello, un esfuerzo económico fuera de la prudencia, para incorporar dos piezas más que fueron Nick Washburn y Francis Alonso, y para realizarlo el club se planteó un esfuerzo económico que no estaba planificado, pero que tenía un único objetivo que era el de conseguir que el equipo fuera competitivo y no descender”.

Otro de los momentos que resultaron novedosos en el Liberbank Oviedo Baloncesto fue el cambio en los banquillos, ya que en los 15 años de historia que cumplió la entidad ovetense en el curso de esta temporada, nunca se había producido un cambio de entrenador durante una liga. Este hecho fue analizado de esta manera por Galán: “Poco tiempo después de los fichajes de Washburn y Alonso, llegó el momento también de tomar otra decisión, que fue la más dura para todos, la de prescindir de Javi Rodríguez. Yo personalmente nunca pensé que ese momento fuese a llegar, y en el caso de Javi Rodríguez, menos todavía, porque sigo considerando que es un entrenador fantástico, pero hay momentos en los que hay que tomar estas decisiones, y por ello incorporamos a Natxo Lezkano. La verdad es que en tres días el equipo dio una imagen completamente diferente en el partido que nos dio tiempo a disputar, y ahora nunca sabremos qué conclusión tendría la competición, pero ese día ante Leyma Coruña se vio al equipo dando una muy buena imagen y jugó un gran partido. Creo que el equipo que quedó finalmente para el último tramo de la temporada nos hubiera dado más alegrías que hasta el momento y creo que probablemente hubiéramos podido salvar la categoría, aunque nunca lo sabremos”.

Finalmente, Héctor Galán mira hacia la próxima temporada con incertidumbre “Al final, es extraño terminar así por lo que ha sucedido con el COVID-19, pero puedo decir que ha sido una temporada muy difícil, complicada, con situaciones muy difíciles de gestionar. Ahora, el año ha concluido con la decisión de que estaremos un año más en la LEB Oro, aunque no sabemos en qué condiciones comenzará la siguiente campaña 2020/2021, cuál será el contexto económico, social… Hay incertidumbre. Ahora estamos centrados en cerrar la temporada 2019/2020 a nivel de contratos de jugadores de la primera plantilla, y en las próximas semanas comenzaremos a planificar el año siguiente, aunque poco a poco porque la situación es extraña”.