Foto: LaLiga

Final loco en el Molinón con reparto de puntos

Fútbol

17 Noviembre 2020

Empate a un gol entre Sporting y Rayo Vallecano en un encuentro aburrido en la primera mitad, pero con un final muy movido. Se adelantó el conjunto rojiblanco con el gol de Fran García en propia meta, pero igualó Andrés Martín de remate por la escuadra.

Todo lo que no había sucedido en los primeros 65 minutos del encuentro entre Sporting y Rayo Vallecano, ocurrió en el tiempo restante con una montaña rusa de sensaciones que al final desembocaron en un empate justo entre ambos equipos.

David Gallego le dio la alternativa en el centro del campo a Javi Fuego y Pedro Díaz en la sala de máquinas, con Nacho Méndez en la mediapunta por el ausente Manu García, convocado por la Selección Española U21.

El primer tiempo tuvo muy pocas cosas que contar. El conjunto rojiblanco era el único que buscaba crear peligro, por lo que pronto se hizo con el mando del esférico. Dominaba pero no creaba ocasiones el Sporting, aunque el primer acercamiento con olor a gol de la noche fue para el Rayo, tras un saque de esquina que peinó el uruguayo Velázquez en el primer palo y remató fuera el otro central rayista, Catena.

Pero el conjunto de Iraola se quedó en eso, fuegos de artificio, aunque bien es cierto que fue poco a poco equilibrando la posesión del balón, sacudiéndose el dominio local con el paso de los minutos. El choque tenía ritmo pero apenas ocasiones. Faltaba precisión en los balcones de ambas áreas, ese talento que da el pase final o crea oportunidades.

Uros Djurdjevic gozó de una buena oportunidad nada más reanudarse el juego. El ariete serbio se acomodó el balón con el pecho, pero su disparo, potente y centrado, fue despejado por el macedonio Dimitrievski de puños.

Poco después, Aitor García, dejaba un detalle de lujo, con un control orientado tras filigrana digna de mención especial en esta crónica.

En el minuto 56 Nacho Méndez caía lesionado de forma fortuita. Tras ser atendido, se tuvo que optar por su sustitución, entrando en su lugar Carmona. Una lástima ver al bueno de Nacho Méndez llorando de dolor/impotencia.

Tres minutos después, de nuevo Djuka buscó inaugurar el marcador. El servicio de Saúl García llegó a Uros, pero la defensa rayista despejó a córner. El Sporting seguía mostrando más intención que un Rayo hasta ese momento decepcionante, sin proponer absolutamente nada en lo futbolístico. Todo un desperdicio de “material” viendo el plantel a disposición de Andoni Iraola.

Pero el partido iba a cambiar drásticamente de decorado en el minuto 67. Carlos Carmona, que llevaba once minutos en el campo, se autoexpulsó con una patada por detrás a un rival. La consulta con el VAR transformó la amarilla inicial, con la que había castigado Ais Reig dicha entrada, en roja directa. Aumentaban las dificultades para el Sporting a partir de ese instante.

Cinco minutos después se anuló justamente un gol al conjunto visitante. Córner por la derecha, Catena toca el balón con el pie, rechaza el palo y el propio Catena la empuja con la mano. Babin encabezó las protestas sportinguistas aplacadas con la anulación del tanto.

Pero en el minuto 74 se repetía la situación. En una disputa aérea, Santi Comesaña agarró a Babin, que obstaculizado despejó en su propia meta. De nuevo, acierto arbitral.

Tres minutos más tarde se adelantó en el electrónico el Sporting. Fue una jugada creada por Aitor García, gran partido el suyo, que llegó a la línea de fondo, tras poner el turbo, centró y Fran García, en su afán de despejar, se introdujo el balón en su portería.

El Sporting se veía ahora encimado por un Rayo envalentonado por su superioridad numérica, mientras que los rojiblancos buscaban sorprender a la contra. En el minuto 86 entraban Álvaro Vázquez y Pablo García en las huestes locales, ante lo había hecho Gaspar.

Pero el Rayo se había volcado en pos del gol y en el 87 lo conseguiría con un trallazo por la escuadra de Andrés Martín, que recibió un pase de cabeza de Qasmi desde el segundo palo, para solmenar un disparo imparable para Mariño.

La última ocasión del Sporting sería para Gaspar, que culminó una contra con un disparo sin problemas para el guardameta macedonio del Rayo.

En el 89, Qasmi, jugador que pasó por Mareo, rozó el gol con un remate seco que se fue desviado. El Sporting sufría y se encerraba en su área, defendido el empate, ya en un descuento que se haría eterno.

Precisamente en el tiempo extra llegó un penalti por mano de Javi Fuego, que sería anulado en segunda instancia tras consulta arbitral con el VAR. De nuevo acierto de Ais Reig, que tuvo una gran actuación, ya que el mediocampista poleso tenía su mano pegada al cuerpo cuando se giró ante el disparo de Álvaro García.

El pitido final del colegiado significaba un reparto de puntos, justo visto lo visto. El Sporting se mantiene en la tercera plaza a la espera de visitar al RCD Mallorca el próximo domingo en un duelo por todo lo alto.

Al descanso empate a cero en un desierto de arena centrocampista, a la espera de lo bueno que llegaría en la recta final del partido.

Fran Gayo
Fran GayoRedactor
Deporte pasión, contartelo más.

Imagenes