Foto: Real Oviedo

Eterna portería

Fútbol

30 Agosto 2020

Arnau apuesta por dos metas cuyo bagaje tan sólo asciende a once encuentros en total, en el fútbol profesional.

Corría la temporada 16/17 cuando el Real Oviedo oficializaba la renovación de Esteban Andrés Suárez, 41 años por aquel entonces, como guárdameta del Real Oviedo un año más. Cuatro temporadas después las edades de ambos porteros del Real Oviedo rebasan por tan sólo dos años la cifra con la que el legendario portero azul firmó su última renovación con el conjunto carbayón. Los doscientos cincuenta partidos que llegó a sobrepasar Esteban marcan una lejana marca en el horizonte de Joan Femenías y Gabriel Brazao, que sólo suman entre los dos once partidos en el fútbol profesional.
Una situación inédita en el Real Oviedo puesto que, desde el regreso de los azules a segunda, será el año donde los guárdametas que defiendan la portería azul acumulan menos experiencia bajo palos. En la temporada 2015-2016, con la presencia de Esteban y Rubén Miño, se superó con creces esa cifra, situación similar a la primera temporada sin el veterano Esteban, apostando el Real Oviedo por Juan Carlos Sánchez, quien sumaba partidos en primera división, Europa League y más de una treintena de encuentros en segunda división como portero del Albacete. La presencia de Nereo Champagne en las temporadas 2018-2019 y 2019-2020 marcaron también una notable cifra con la que se superó creces la escasa cifra de once encuentros.
Será por tanto la primera temporada desde el regreso al fútbol profesional del Real Oviedo en la que ninguno de sus dos guárdametas sea un jugador que cuente con una dilatada experiencia en el fútbol profesional. Una apuesta que ya le funcionó a Arnau en el mercado invernal con la llegada de Andrey Lunin, quien ha logrado consagrarse como uno de los mejores porteros que han defendido la portería azul en los últimos años pese a su corta estancia en Oviedo.
Diferencias aparte, si que podemos encontrar una similitud entre la presente temporada y la pasada campaña, puesto que el Real Oviedo volverá a contar con un guárdameta que fue nombrado mejor portero durante un torneo con su selección. Un galardón que Andrey Lunin recibió tras el mundial sub 20, mismo entorchado que coronó a Gabriel Brazao como mejor meta del mundial sub 17 con su selección.
Diego Gonzalez
Diego GonzalezRedactor
Joven apasionado por el deporte y te lo va a contar.