El Sporting logra la goleada más extraña gracias a una efectividad máxima

Fútbol

10 Marzo 2020

Extraño partido el disputado el domingo por la tarde entre Sporting y Las Palmas. El conjunto rojiblanco puso fútbol a cuentagotas pero, sin embargo, endosó cuatro tantos a un equipo canario, que había sido mejor en la primera mitad pero terminó goleado, pagando muy cara su debilidad defensiva.

Djukic apostó por un esquema 4-2-3-1 con Carmona y Murilo en las bandas de ataque y Álvaro Vázquez en la punta ofensiva. No había pasado ni medio minuto de juego, cuando Damián Pérez se ganaba una justa tarjeta amarilla por incrustarle el codo a un rival en una disputa aérea. Por cosas más leves, hemos visto cartulinas rojas, suerte tuvo el lateral izquierdo argentino de no salir expulsado a las primeras de cambio.

En el minuto 3, Babin logró un gran remate de cabeza a centro de Manu García, sacado bajo palos por Lemos, también con la testa. El propio Lemos vería su primera amarilla 7 minutos más tarde al realizar una dura entrada.

El Sporting dominaba en esos primeros minutos, tras salir con muchas ganas de tener la posesión de balón.

Pero el equipo de Pepe Mel se desperezó en una contra culminada con un remate de Benito, bien respondido por Mariño, que desvió a saque de esquina.

Se iba igualando la posesión de balón, cuando Babin fue atendido tras recibir un golpe en la cabeza, que terminó con un aparatoso vendaje cubriendo su herida.

En el minuto 27, se anulaba correctamente un gol a Álvaro Vázquez por fuera de juego de Carmona, que le había dado el pase de oro a su compañero.

El dominio pasaba a ser amarillo, con el Sporting saliendo a la contra con velocidad. Ambos conjuntos rivalizaban en imprecisiones sin contar con demasiadas ocasiones de gol. Pedrín ponía la calidad en el bando visitante, mientras que otro talento como Manu García lo hacía por parte gijonesa.

En el minuto 32, Benito sacaba una falta directa con un golpeo demasiado centrado, sin dificultades para Diego Mariño.

Dos minutos más tarde, se pedía mano por un contacto del brazo de un defensor canarión con el balón, que venía rebotado de su propio muslo. Con el reglamento en mano, penalti claro. 

Rubén Castro gozó de una gran oportunidad al rematar al primer toque un servicio de calidad. Mariño hizo una de las paradas de la tarde y Tana envió el rechace a las nubes. Pero las ocasiones visitantes no terminarían ahí, ya que justo antes del descanso Fabio González pudo haber inaugurado el marcador con un disparo con efecto que sacó astillas del travesaño gijonés. 

Finalizaba un primer tiempo con un Sporting timorato y remiso en ataque, mientras que Las Palmas había hecho méritos más que suficientes para ir por delante en el numerador. El público manifestaba su descontento con una buena ración  de pitos para el juego del equipo de Djukic.

Dicen que el fútbol a veces es injusto y lo ocurrido en la segunda mitad entre sportinguistas y canarios fue una buena prueba de ello. El Sporting, que no había nada reseñable en los primeros 45 minutos de juego, se encontraría con cuatro goles en una segunda parte, si bien la blanda defensa amarilla también tuvo su porcentaje de culpa.

Y es que nada más ponerse el balón en juego tras el intermedio, el Sporting golpearía con el primer gol en un error defensivo visitante. Dudaron para sacar el balón y Murilo peinó con habilidad hacia atrás para que Álvaro Vázquez definiera desde la izquierda.

Dos minutos más tarde, otra gran ocasión del delantero badalonés con un remate desde la misma posición del primer gol, pero en esta ocasión sacó una mano el guardameta visitante Álvaro Valles.

Pero la defensa canaria era un flan. En el saque de esquina posterior se durmió y dejó totalmente libre a Babin, para que el defensor de Martinica rematara a pies juntos y de forma plácida al fondo de la red con un inapelable cabezazo.

En un visto y no visto el Sporting gozaba de una renta de dos goles, colocándose en una situación envidiable para llevarse los tres puntos. Reaccionó en el minuto 59 el conjunto de Pepe Mel con una ocasión de De la Bella, que recibió un pase de Varela pero remató muy forzado sin problemas para un atento Mariño.

En el minuto 66 llegó el turno para Carmona con una internada por la derecha y un remate cruzado que salió desviado por muy poco.

Fue el preludio de un tercer gol que llegó en el minuto 73. Manu García sacó un gran pase para Murilo, el brasileño controló y recortó con habilidad para definir a la perfección con un golpeo por la escuadra con el pie izquierdo.

Acto seguido, Miroslav Djukic movía el banquillo con la entrada de Nacho Méndez por Manu García y de Aitor García por Carmona. Sería precisamente el centrocampista canterano quien conseguiría el cuarto tanto ante una floja defensa de Las Palmas, que evidenció porque ya lleva 11 encuentros sin ganar. Recuperó Murilo tras el error de Lemos y el brasileño firmó su segunda asistencia para Nacho Méndez que batía a un desesperado Valles. Gran partido de Murilo por cierto.

En el minuto 85 llegó el último cambio del Sporting con Gragera relevando a un ovacionado Pedro Díaz. Llegó incluso un quinto gol, que tras mucho suspense fue anulado por el VAR por fuera de juego de Álvaro Vázquez.

Ya en el descuento, Lemos fue expulsado por doble amarilla y Aitor García estuvo cerca de sumar un nuevo gol pero su remate salió fuera.

En definitiva, una extraña goleada para el Sporting con un juego difuso pero gran efectividad de cara al marco contrario. Tres puntos más que alejan a los de Djukic del descenso.

Fran Gayo
Fran GayoRedactor
Deporte pasión, contartelo más.
Carlos Alvarez
Carlos AlvarezFotógrafo
Fotógrafo con mucha solera, seguramente habrás visto alguna de sus instantáneas.

Videos con las declaraciones y zona mixta

Imagenes