El Marino se desplaza a Burgos

Fútbol

21 Noviembre 2020

La Federación Española de Fútbol no ha atendido la solicitud del Marino de aplazar sus próximos encuentros y el equipo de Oli jugará tres encuentros en apenas una semana tras el confinamiento de 10 días al que tuvo que someterse.

El primero de ellos será mañana ante el Burgos. Una mala noticia para el equipo gozoniego que llega tras conocerse que, tras cuatro años, ya va a disponer de un sitio fijo para entrenar.

La falta de victorias y el confinamiento de la plantilla por un positivo ha condicionado el arranque de la competición del Marino de Luanco. Pero entre tanta adversidad, hay un motivo para la ilusión.

Los de Oli vuelven al campo de Balbín. Después de muchos años de pelea, el municipal gozoniego estrenará muy pronto el nuevo césped sintético.

El primer equipo marinista se vio obligado a prescindir de Balbín como punto de entrenamiento hace cuatro años por las malas condiciones del césped, un verdadero trastorno para el equipo al tener que buscar espacios alternativos como La Morgal, en Llanera. Sin duda, un refuerzo que llega para mejorar el rendimiento del equipo.

El Marino confía en estrenar el nuevo terreno de juego en menos de 15 días, campo que compartirán con otros equipos como el Podes o el Gozón. Sin duda, una buena noticia para el fútbol gozoniego.