Foto: Luis Velasco

El Gijón Basket cae ante el Porriño víctima de una controvertida decisión arbitral

(72-74)

13 enero 2021

Derrota para el Gijón Basket 2015 ante Porriño Baloncesto Base en un duelo que medía a dos equipos destinados a luchar por las primeras posiciones esta temporada. El partido estuvo muy condicionado en el bando local por la acumulación de bajas con 4 hombres del primer equipo no disponibles para Fran Sánchez: Antonio Campoamor (lesionado), Iago Fernández (cayó lesionado en el último entreno antes del partido), Vicho Ochipinti (sigue en Paraguay) y Oluseyi Oyelowo (no inscrito en la segunda jornada a la que correspondía este encuentro). Como quiera que tampoco estaban inscritos en esta jornada los jugadores del filial rojiblanco, el GB2015 afrontó el compromiso con tan solo 7 jugadores ante un rival con amplia rotación.

El Porriño tuvo mejor puesta en escena en el parqué del Palacio, marcando rentas de hasta 10 puntos (5-15). Un tiempo muerto del técnico local dio paso a la reacción gijonesa. Se igualó la contienda pero no fue hasta que Charly Suárez encadenó dos triples consecutivos cuando el Gijón Basket 2015 se puso por delante (31-28). Lucas Vaquero anotó dos tiros libres para cerrar el primer tiempo con renta mínima para los visitantes (33-34).

Pese al triple de Michu al comienzo del tercer periodo, el Porriño volvió a ponerse arriba en el marcador. Los triples de Domínguez y la presencia interior de Joel Martínez causaban muchas dificultades a la formación rojiblanca, que además vio como una de sus estrellas, José Antonio López, se ponía con 4 personales en su haber (43-50).

El encuentro se había torcido con un arbitraje, el de los asturianos Diego Fernández y Pablo Sánchez, muy protestado por equipo y afición local. De hecho, Fran Sánchez recibiría una técnica antes de finalizar el tercer cuarto. Las quejas rojiblancas sobre los contactos en la férrea defensa de Porriño, caían en el desagüe del olvido, pero el partido aún se complicaría más con dos triples de Cabaleiro, que situaban la máxima renta a favor del conjunto pontevedrés (50-62).

GB2015 apeló a la épica a base de triples y una efectiva defensa zonal. Un acierto desde 6,75 de Diego Sánchez ponía el 61-65, pero Porriño volvía a estirar la renta hasta el 61-70. No arrojó la toalla el bravo combinado rojiblanco, inflexible ante las dificultades propias y ajenas. Sergio Arias encabezó la presión defensiva gijonesa, mientras los aciertos de Sánchez, Noval y López permitían poner la tablas en el numerador (72-72).

Quedaban 30 segundos por delante. Gijón Basket agotó las dos faltas que tenía por hacer y Vaquero erró una entrada a canasta, el rebote lo capturaba Noval con tiempo aún por delante para intentar una última jugada. GB2015 tenía al menos asegurada la prórroga, pero llegó la jugada de la discordia. En ese mismo rebote, Noval contactó con Vaquero, éste se fue al suelo y el colegiado principal señaló falta del gijonés.

La incredulidad y la indignación se apoderaron de las gradas. Un colegiado, al que se le tiene pillada la matrícula por parte rojiblanca, se había erigido en el protagonista del partido. Quedaban, eso sí, 4,7 segundos por jugar y la posesión era visitante. Lucas Vaquero, siempre él decidiendo como en el partido de Porriño la pasada temporada, superó la defensa de Noval y anotó, dejando poco más de un segundo para el Gijón Basket. Fran Sánchez pidió un par de tiempos, preparando la estrategia que permitiera tener un lanzamiento. Se la jugó Noval desde el triple pero el balón fue escupido por el aro, terminando de esta forma la racha de tres victorias consecutivas del GB2015.

Fernando Noval (21+9), José Antonio López (17+8) y Diego Sánchez (16+7+5) encabezaron la anotación de un GB2015 en el que también brilló la energía de Sergio Arias. Por el Porriño, cuatro hombres fundamentaron un triunfo muy valioso: Jorge Cabaleiro (15), Joel Martínez (14+11), Lucas Vaquero (13+6) y Javier Domínguez (11+5).

Fran Gayo
Fran GayoRedactor
Deporte pasión, contartelo más.
Luis Velasco
Luis VelascoFotógrafo
Fotógrafo de deportes, los de ruedas los que más