El Círculo se hace fuerte en casa (92-73)

Baloncesto

17 Diciembre 2020

El Círculo Gijón ya tiene tres victorias en su saca. Los gijoneses derrotaron al CB Morón por un claro 92-73 en una verdadera exhibición de Marcos Portález, gran artífice de la victoria gijonesa ante un rival que se vio superado de cabo a rabo.

Esta triunfo supone el tercero en los cuatro últimos partidos para el equipo de Nacho Galán, que volvió a contar con una rotación reducidísima (tan solo 6 piezas del primer equipo) por la acumulación de lesiones y la imposibilidad de alinear a Justinas Olechnavicius al no estar inscrito el alero lituano en la jornada a la que correspondía este encuentro.

Seara, Marín, Newby. Escapa y Portález formaron el quinteto inicial en el Círculo. Un quinteto, que tras unos minutos de igualdad, logró un parcial favorable de 10-0 con un Portález excelso, sideral, estratosférico que ya sumaba 13 de los 20 primeros puntos de los gijoneses.

La receta aplicada por el técnico local fue la misma que en las últimas fechas, aprovechando al máximo los recursos de los que dispone, con un juego rápido y vistoso, dos interiores bajitos pero muy peleones y en ataque la dirección magistral de Seara y una eficacia enorme desde el 6,75. Precisamente un triple de Llano ponía al Círculo con 12 puntos de renta al finalizar el primer periodo (31-19).

Morón buscaba la reacción con canastas de Cecilia o Gallardo, pero el Círculo se sentía cómodo en el partido, destilando solidez por los cuatro costados. Pese a todo, los visitantes se ponían a cinco puntos tras una canasta de José Antonio Marco (40-35), ventaja que se repetiría cuando expirase el segundo acto (42-37).

El Morón había conseguido llegar vivo al descanso, por lo que quedaba mucho aún por jugar. Llano y Newby comenzaron la segunda mitad con sendos triples, buena gasolina para el mejor Círculo  que pronto se fue 20 puntos arriba tras encajar al adversario un parcial de 11-0 (61-41). Portález seguía con su festival particular, escoltado a la perfección por Marín y Newby, dos estiletes con la pólvora siempre cargada.

Los sevillanos llegarían a ponerse por debajo de la diferencia psicológica de los 10 puntos, pero en la última intentona visitante dos triples consecutivos de Alo Marín les dejaron ya sin respuesta. Aún hubo tiempo para que en plena exuberancia geométrica, Portález alcanzara los 30 tantos y los canteranos del CB Pumarín tuvieran sus minutos, terminando el Círculo con tres chavales en la pista: Adrián Riesgo, Ismael García Yaya y David Jiménez. ¡Una verdadera pena que la afición gijonesa no pudiera disfrutar en directo de un espectáculo tan soberbio!

Repasando con más detenimiento las cifras de Portález, únicamente cabe asombrarse ante las mismas: 30 puntos, 13/17 en tiros de 2 puntos, 4/5 en tiros libres, 10 rebotes (4 ofensivos), 4 asistencias, 7 faltas recibidas y 45 de valoración. Simplemente magnífico. Al maño se le unieron Alo Marín (18 puntos, 5 asistencias y 4/9 en triples), un fenomenal Jaime Llano (18 puntos, 5 rebotes y 6/10 en triples) y Jabs Newby (13 tantos y 6 rebotes).

En el CB Morón, que también contó con muy poca rotación, los mejores fueron Diego Gallardo (22 puntos y 4 asistencias), Fran Márquez (14 puntos y 5 rebotes) y Sergio Cecilia (10 unidades).

La próxima cita para el Circulo será también como local, cuando reciba al NCS Alcobendas el próximo sábado en La Guía.

Fran Gayo
Fran GayoRedactor
Deporte pasión, contartelo más.

Audio