Foto: LFP

Djuka le da in extremis tres puntos muy merecidos al Sporting

Fútbol

14 Septiembre 2020

Victoria trabajada y merecida para un Sporting, que tuvo que esperar a las postrimerías del partido para hacerse con los tres puntos, gracias al acierto de Uros Djurdjevic.

Comenzar ganando”, esa es la consigna marcada a fuego por cualquier entrenador, jugador, directivo y, por supuesto, aficionado cuando arranca una liga, y en cuanto al proyecto del Sporting 2020-21 no iba a ser la excepción. Se cumplió el objetivo y creemos que de forma merecida, con un equipo rojiblanco que fue el único que hizo por llevarse los tres puntos, mientras que la UD Logroñés se atrincheraba en su campo tras un imaginario autobús.

Era el primer duelo oficial para David Gallego, que también se estrenó con triunfo. El estratega catalán optó por situar en el centro del campo a Javi Fuego como pareja de Pedro Díaz, mientras que en la punta de ataque situó a Djurdjevic en detrimento de Álvaro Vázquez.

Por su parte, el cuadro riojano no dudó en cederle el protagonismo al Sporting, renunciando al balón, pertrechado atrás esperando una contra pero sin mayor fe en crear algo parecido al fútbol.

En el minuto 7 llegó la primera ocasión para los locales con un disparo envenenado de Pedro que salió cerca de la portería de Rubén Miño. El Sporting combinaba bien en el centro del campo, con Djurdjevic muy activo, que estuvo cerca del gol en una ocasión cortada por el ex sportinguista Álex Pérez, y, poco después, mandó un derechazo al palo en el minuto 24.

Dice el dicho que “dos no se pelean si uno no quiere”. Pues bien, el sábado la UD Logroñés no estaba por la labor y eso que era el debut del club riojano en el fútbol profesional. Los minutos transcurrían hasta que en el 40 se reclamó mano en el área visitante por una acción a ras de suelo de Errasti. No se señaló nada y los protagonistas se fueron a vestuarios al final del primer tiempo.

Tras el descanso oportunidad para Aitor García, que combinó muy bien con Djurdjevic y soltó un derechazo que sacó en la escuadra Miño en una soberbia actuación. En la otra portería Mariño agradecía que el partido no se jugara en el mes de enero pues se hubiera congelado por falta de actividad.

El míster sportinguista fue a por el partido con la entrada de Álvaro Vázquez por Gaspar en el minuto 74. Los gijoneses achucharon y encerraron a su rival, con opción para un activo Aitor García.

El partido se encaminaba hacia un nuevo caso de cerocerismo, esa epidemia tan futbolera, pero lo evitó in extremis Djuka, que recibió un pase de Manu García para recortar a Álex Pérez y batir al portero visitante de un soberbio disparo. Justo premio para el serbio, que esta vez sí mostró acierto, no solo intención.

Pablo Pérez entraba para perder tiempo, pero aún tuvo el Sporting el segundo tanto en otra acción de Djurdjevic que culminó con un disparo desviado Bogdan.

Al final se hizo justicia y la victoria se la llevó quien se la buscó. Buen inicio de la era Gallego en el Sporting.

Fran Gayo
Fran GayoRedactor
Deporte pasión, contartelo más.

Imagenes