Calamidad y derrota

Fútbol

28 Septiembre 2020

Los azules naufragan en una pobre segunda parte ante un correcto Espanyol que hizo valer su acierto de cara a portería.

El dinero seguirá sin dar puntos, sin embargo el encuentro disputado en la tarde de ayer en el Carlos Tartiere nos deja buena muestra de lo que puede ser esta temporada para el RCD Espanyol si las lesiones respetan a sus hombres de peso. Frente a una gran primera mitad del Real Oviedo, los pericos optaron por aguardar su oportunidad en un ejemplo de paciencia sin balón y acierto ofensivo que pagó cara la defensa del Real Oviedo. El bloque formado por los hombres del Cuco sigue sin cuajar por encima de los tres cuartos y firma uno de los peores inicios ofensivos desde la vuelta del Real Oviedo al fútbol profesional.

Pese a la derrota cosechada son innegables y dignas de mención las buenas maneras de los azules, que dieron un excelso trato al balón durante la primera media hora, chocando contra un enzarzado juego perico que se vio aupado por la calidad de referentes ofensivos de la talla de Embarba o Wu Lei. Fruto del buen juego combinativo del Real Oviedo durante los primeros compases nació una insistencia que cerca estuvo de tener su premio tras una jugada polémica en la que, tras realizar Obeng un gran control, el balón se estrelló en la mano del defensa visitante sin que el Árbitro señalase nada punible en la acción.

Con el paso de los minutos el cuadro dirigido por Vicente Moreno fue ganando enteros en la franja defendida por los azules y fue Femenías, junto con el linier, quien salvó de nuevo a los azules tras un buen remate de Wu Lei a escasos segundos del término de la primera mitad.

Tras el paso por los vestuarios y nada más comenzar el segundo tiempo, una contra brindó al Real la que a la postre seria su mejor ocasión en el encuentro. La gran jugada de Lucas Ahijado que acabó en los pies de Viti apunto estuvo de ser el primer tanto del encuentro de no ser por la gran tarde de Diego López, quien aún no ha recibido gol esta temporada bajo los palos del conjunto perico.

Al igual que en la primera mitad, el paso de los minutos hizo mella en un Real Oviedo estéril en ataque que cometió la osadía de conceder al mejor equipo de la categoría dos errores que terminarían por decantar el encuentro. En apenas un espacio de cinco minutos los azules pusieron en bandeja el encuentro al Espanyol con un absurdo penalti y un error de Arribas que dieron al conjunto catalán los dos tantos con los que sentenciaría el encuentro.

Pudo el Real Oviedo recortar distancias en los minutos finales pero, de nuevo Diego López, impidió un final de partido apretado. Derrota que deja a los del Cuco Ziganda con tan sólo dos puntos cosechados en tres jornadas en vísperas de visitar al colista de la categoría, quien suma tres derrotas consecutivas y será la última baza de los azules para llegar al derbi asturiano sin urgencias.

Diego Gonzalez
Diego GonzalezRedactor
Joven apasionado por el deporte y te lo va a contar.

Imagenes