Fotos: R.O.

Al derbi con prisa

Fútbol

11 Octubre 2020

El derbi mide las urgencias de un Real Oviedo que aún no conoce el triunfo y la racha de un Sporting líder.

Resulta complicado no tirar de tópicos en un día como hoy. Esto no es cosa menor, cualquier parecido con la realidad después de noventa minutos será pura coincidencia. Quizás este año estamos ante uno de los derbis con dos equipos que practican un fútbol completamente diferente. Pese a que los azules aún no han sumado de tres esta temporada, llegan al encuentro practicando un fútbol vistoso, raso, combinativo e incluso me atrevería a decir que atractivo. El Cuco Ziganda ha hecho del primer equipo una auténtica guardia pretoriana que defiende a capa y espada la visión de juego del técnico Vasco. El nivel de automatismos que vemos en el Real Oviedo a estas alturas de año sólo tiene una explicación, el Real Oviedo comenzó su pretemporada en el mes de abril. Quizás sea una reflexión que mucha gente no comparta, pero el nivel de juego que muestran los de Ziganda tan sólo ha sido superado en escasos minutos por el de un millonario Espanyol.

Por su parte el Sporting muestra un fútbol más práctico, letal en los metros finales. Gallego ha encontrado por fin en Djuka el delantero que tanto ansiaba la hinchada rojiblanca y, pese a no ser un equipo vistoso, si resulta un equipo efectivo, convirtiendo más de la mitad de sus lanzamientos a portería en gol esta temporada.

Un choque de estilos que a priori parece entrever un duelo en el que el Real Oviedo tendrá el control del balón. No es secreto que los azules son superiores en el centro del campo, pero es ahí donde pueden pecar en un exceso de confianza. Los errores no forzados de los azules estas cuatro jornadas les condenan a sumar tan sólo tres puntos en vísperas de jugar contra un equipo que no perdona cuando el rival falla. Un duelo de fútbol que bien podría recordar al Real Madrid de José Mourinho y al Barcelona de Pep Guardiola.

Dejando la técnica a un lado, de nuevo caemos en otro de los tópicos más repetidos en días como los de hoy, de poco sirve llegar con cartel de favorito. Quien consiga encontrar un extra en un intangible motivador muy probablemente termine por llevarse un buen premio. Un intangible que no podrá ser la afición, puesto que en el día de hoy asistiremos al que será el segundo encuentro sin aficionados en la historia de este partido, dando de nuevo un toque amargo a todo este manjar del fútbol patrio.

Antes de cerrar, les dejo el último pero no por ello menos importante de los tópicos. Si parpadean se lo van a perder, porque esto es fútbol en estado puro.

Diego Gonzalez
Diego GonzalezRedactor
Joven apasionado por el deporte y te lo va a contar.

Imagenes