El Real Oviedo suma en Girona

Fútbol

27 Enero 2020

El gol de Tejera en la segunda mitad permite al Real Oviedo sumar un punto. La mano no señalada a Mojica en la primera mitad pudo decantar el partido.

Todos los puntos suman. Si bien sumar de tres nunca está de más, sumar de uno en campos así resulta gratificante. El Real Oviedo saltó a Montilivi con ese objetivo, puntuar, uno o tres, pero puntuar. El objetivo, prioritario,  se tornó casi en una necesidad tras los resultados de esta jornada. La zona baja se ha convertido un auténtico polvorín de equipos que tendrán que enfrentarse entre si, en este tipo de puntos puede estar la salvación.

Rozada sabía de la importancia de sumar algo positivo en Girona y presentó un once con varias novedades. Christian volvía al centro de la defensa para dar entrada a Mossa en el lateral izquierdo, algo que dio profundidad al equipo. Valiente con su planteamiento y fiel a sus ideas, el entrenador del Real Oviedo quiso brindar una nueva imagen al equipo en el centro del campo, cambiando de sistema al tradicional 4-4-2. Sangalli abandonaba su posición natural para acompañar a Ortuño en un fallido experimento que duró cerca de una hora en la que el Real Oviedo no consiguió lo propuesto por el técnico carbayón.

Dentro de esa primera hora de juego los azules aguantaron las acometidas del Girona, sobre todo en la primera mitad. Durante la primera media hora de juego el conjunto catalán fue muy superior al Real Oviedo, que a duras penas conseguía hacerse paso con rápidas transiciones. Pudo Stuani haber roto el impar pero su disparo, desde una posición donde el charrúa no acostumbra a fallar, se marchó alto.

Tras los primeros treinta minutos de dominio de los locales llegó la reacción del Real Oviedo. Los azules, cómodos en estas situciones, trataron de ver puerta con rápidas transiciones que pudieron haber tenido premio. Berjón brindó a Bárcenas un gran centro que rebotó de manera clara en la mano de Mojica. De nuevo la ocasión mas clara del Real Oviedo en la primera mitad no fue revisada por el VAR, provocando el enfado de la afición oviedista.

Tras el descanso el Girona se pondría por delante en el marcador tras un balón que Stuani remataría a placer. La reacción de Rozada no se hizo esperar que dio entrada a Borja y Tejera, dando lugar a los mejores minutos del Real Oviedo en el partido. Precisamente fue el segundo de ellos quien igualaría el encuentro con un gran disparo desde la frontal.

El tanto del Real Oviedo convirtió el encuentro en un correcalles en el que ambos equipos pudieron haberse llevado los tres puntos. Los azules suman un punto que les mantiene en la zona baja de la clasificación antes de recibir al Albacete en Oviedo.